français | español | english
Online Knowledge Base
Natural Resource Governance around the World

¿Porque es necesario proteger a las agriculturas campesinas del mundo?

Informe de Marcel Mazoyer. FAO, 2001. Commentarios del autor durante su conferencia en la Fondation Gabriel Peri en 2006.

Documents of reference

Mazoyer, Marcel. Defendiendo al campesinado en un contexto de globalización. FAO, 2001.

Según las últimas estimaciones de la FAO para los años 2001-2003, dos mil millones de los seis mil millones de seres humanos que componen la población mundial sufren de malnutrición y 854 millones sufren de hambre. Entre estos últimos, tres cuartas partes son agricultores pobres, mal dotados de tierra, mal equipados, mal situados o también son ex-agricultores condenados al éxodo hacia los suburbios.

Para poder combatir las causas de la pobreza y de la malnutrición es fundamental comprender sus orígenes. Este punto es ineludible cuando se habla de los desafíos actuales de la gobernanza de la tierra, del agua y de los recursos naturales. Si no se procede a profundas modificaciones en el funcionamiento del mercado mundial de productos agrícolas, no será posible alcanzar un desarrollo sostenible ni realizar reformas agrarias eficaces.

Marcel Mazoyer, profesor emérito del Instituto Nacional Agronómico y miembro de honor de AGTER, fue el primero en explicar los mecanismos que originaron la crisis actual.

El documento Defendiendo al campesinado en un contexto de globalización }} plantea el problema de manera muy clara y resume en unas veinte páginas algunas pistas de solución. El documento fue puesto a disposición de los representantes de Gobierno y del Comité Internacional de Planificación de las ONGs/OSCs para la preparación de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación : cinco años depués. Se lo encuentra en el sitio oficial de la FAO y para más comodidad también se lo puede descargar desde nuestro sitio en los diferentes idiomas.

M Mazoyer muestra como el desarrollo agrícola y la apertura a la competencia en el mercado internacional de agriculturas con niveles de productividad muy dispares provocaron una baja generalizada de los precios agrícolas. Esto ha provocado que millones de campesinos pobres vean amenazada su misma supervivencia. Las subvenciones agrícolas de los países ricos no originaron este mecanismo, pero sí han agravado sus consecuencias.

M Mazoyer propone políticas que permitan un aumento progresivo de los precios agrícolas basadas en :

  • la instauración de grandes zonas de libre comercio de productos agrícolas que agrupen a países con producción agrícola semejante y que además impidan la importación de excedentes a precios muy bajos,

  • la negociación de acuerdo internacionales producto por producto que establezcan de la manera más justa posible, un precio medio de exportación así como contingentes de exportación para cada mercado,

  • la reducción de diferenciales de los ingresos agrícolas a través de aranceles territoriales diferenciados, más o menos fuertes para las regiones favorecidas e inexistentes o negativos para las regiones desfavorecidas y creando a la vez leyes contra la acumulación,

A pesar de que las cifras mencionadas en el documento “Defendiendo al campesinado en un contexto de globalización” necesitan ser actualizadas, la puesta en evidencia y la demostración de las causas y mecanismos de la pobreza permanecen, hoy más que nunca, vigentes.

El reporte 2006 de la FAO sobre el hambre en el mundo muestra que la situación se deterioró aún más en el transcurso de estos últimos años :

Prácticamente no se ha realizado ningun progreso que conduzca hacia el objetivo de la CMA (Cumbre Mundial sobre la Alimentación) de reducir a la mitad el número de personas que padecen de desnutrición antes del 2015. Desde el periodo 1990-1992, punto de referencia para avanzar hacia el objetivo de la CMA, la disminución de población que padece de desnutrición en los países en vías de desarrollo solo fue de tres millones de personas. Se pasó así de 823 a 820 millones mientras que en los años 70 se logró una disminución de 37 millones y de 100 millones en los años 80. La tendencia actual es realmente preocupante -el declive de 26 millones que se registró entre 1990-1992 y 1995-1997 fue seguido por un aumento de 23 millones hasta el período 2001-2003). (Informe de la FAO sobre la Seguridad Alimentaria

 

Durante una conferencia organizada por la fundación Gabriel Péri en octubre de 2006, Marcel Mazoyer precisó, sin conocer aún las cifras del último informe, que :

“ 852 millones de personas sufren de hambre, lo que representa 37 millones más que hace 10 años.Las cifras de la primera Cumbre Mundial sobre la Alimentación indicaban que, entre 1971 y 1994, se había pasado de 920 millones a 815 millones. Con las cifras disponibles hoy en día (2004-2005), se puede constatar un aumento. Si sumamos los 9 millones de personas que mueren de hambre cada año, el aumento hubiera sido de 90 millones más 37 millones, o sea 127 millones. Podemos entonces afirmar que si el número de personas que sufren de hambre disminuye es porque mueren. Los que tienen hambre son los pobres y los extremadamente pobres. El hambre es la forma más aguda de pobreza. No son dos cosas distintas. Es la imposibilidad de producir o de comprar lo que se necesita para vivir.”1

Michel Merlet

1Consulte la transcripción integral de su intervención en francés y mire el video en el sitio web de la Fundación Gabriel Peri [www.gabrielperi.fr/rubrique.php3?id_rubrique=201]

Bibliography

Mazoyer M., Roudart L. Histoire des agricultures du monde : du néolithique à la crise contemporaine. Paris (FRA) : Seuil, 2002 - 699 p. - 2e éd. - (Historia)

Roudart, L. (éd.); Mazoyer, M. (éd.). La fracture agricole et alimentaire mondiale : Nourrir l’humanité aujourd’hui et demain. Paris : Universalis, 2005. - 196 p. - (análisis extenso del tema).

Download the document

Top