français | español | english
Online Knowledge Base
Natural Resource Governance around the World

Los fondos de Inversión Local de Sikasso (Malí)

Documents of reference

Merlet, Michel. Les fonds autogérés de développement: intérêt, enjeux et défis en matière d’appui institutionnels. IRAM. Programme REDEV. Janvier 2006. 28 p.

Traducción del francés al castellano. Dicembre 2016: TRANSLATORS WITHOUT BORDERS, Alorca Lopez. Revisión y edición final por el autor. M.Merlet (AGTER).

Summary

Desarrollado por el IRAM por iniciativa de Yves Fournier con financiación de la cooperación francesa, el FIL fue uno de los primeros mecanismos que ha explorado el campo temático de los fondos de desarrollo gestionados por los habitantes.

Fuertemente innovador durante su primera fase, cambió después de naturaleza desde que empezó a ser utilizado, a solicitud de la cooperación francesa, para contribuir a un proyecto político mucho más amplio: la des-centralización y la creación de municipalidades rurales.

Esta ficha se ha elaborado a partir de diversos documentos del IRAM, y en particular de una nota preparada por M.J. Demantes sobre el FIL para el Groupe Initiatives. Yves Fournier y Anne Le Bissonais para la concepción del proyecto y la puesta en marcha inicial, y más tarde Sophie Teyssier y Jacqueline Montillet han sido los promotores de esta experiencia original y de gran interés.

Historia

El Fondo de inversión local [FIL] fue creado en 1993 en el Sur de Mali e implementado por la Compagnie Malienne pour le Développement des Textiles (CMDT), con financiamiento del Fondo de Ayuda y Cooperación (Francia) de 4 millones de francos franceses para la realización de las inversiones. El FIL abarca las áreas de Sikasso y de Kadiolo, es decir 600 aldeas y una población de alrededor de 500 000 habitantes. Con la des-centralización, se crearon 51 municipios en este territorio; las primeras elecciones municipales se realizaron en mayo de 1999.

La región de Sikasso se caracteriza por ingresos relativamente importantes y diversificados, por una estructura campesina fuerte y por la presencia de instituciones de ahorro y crédito. Desde su primera fase entre 1993 y 1997, el FIL ha sido una herramienta de financiamiento de inversiones relevantes, especialmente para la gestión del territorio. A principios de 1998, la Agencia Francesa de Desarrollo ha financiado una fase puente que, mientras continuaban las acciones comprometidas, pretendía poner a prueba un dispositivo de financiamiento para los nuevos municipios rurales.

Los objetivos del proyecto han evolucionado con el tiempo. En su origen, se trataba esencialmente de encontrar formas de financiamientos adaptadas para la gestión de los territorios rurales, complementarios a la oferta de las instituciones existentes de micro-crédito y de reforzar las capacidades de las poblaciones rurales para decidir cuales inversiones implementar y para manejar los problemas comunes a nivel territorial. A partir de la segunda fase, el objetivo fue acompañar la aplicación de la des-centralización y permitir la emergencia de una colaboración entre la institución municipal y la sociedad civil para la planificación y financiamiento del desarrollo.

Desde 1993 hasta 2000, el proyecto ha trabajado con 224 aldeas. El aporte de las poblaciones locales oscilaba entre el 10% y el 20% del importe de los proyectos. Desde 1994 hasta 1997, el 71% de las subvenciones fueron utilizadas para proyectos de infraestructura, 10% para estudios de factibilidad, 6% para otros tipos de estudios, 8% para cuestiones de producción agropecuaria y 5% para financiar la organización. El importe total medio anual de las subvenciones asignadas fue de 890 millones de francos CFA.

Los principios básicos de FIL

Los principios básicos de la puesta en marcha fueron los siguientes:

  • 1. Las comunidades de aldeas fueron responsabilizadas desde el inicio. Desde el principio se realizó la definición de las orientaciones, normas de gestión y modalidades de financiamiento, estructuras y procesos de toma de decisiones, contribuciones monetarias y no monetarias de las aldeas y compromisos para la gestión y el mantenimiento de las actividades con los representantes de las aldeas del área geográfica de intervención, recibiendo apoyo de una Comisión campesina creada para ese fin.

  • 2. El principio de co-financiamiento (subvención externa y aportes de la aldea) se instaló desde el inicio. La subvención externa se movilizó como complemento del autofinanciamiento de las poblaciones (aportes monetarios, en materiales locales y/o en mano de obra no especializada).

  • 3. Se formaron en las 11 zonas de intervención Comités de Asignación Inter-aldeas (Comités d’Attribution Intervillageois en francés). Eran estructuras campesinas de asignación de financiamiento con representación de cada aldea participante. Dichos comités han asegurado la toma de decisión para el financiamiento sobre la base de informes de factibilidad compuestos por estudios técnicos y financieros presentados por las aldeas que promueven un proyecto de inversión. También han tenido entre sus mandatos hacer un seguimiento de la buena ejecución de los contratos y del respeto de los compromisos de las aldeas. Posteriormente, en la fase puente, las decisiones de financiamiento han pasado a un nivel inter-municipal, con foros compuestos por miembros elegidos y representantes de la sociedad civil.

Método

El método ha consistido en articular la herramienta de financiamiento con el apoyo técnico, pero manteniendo siempre una clara demarcación entre las dos funciones, con el fin de evitar introducir sesgos en las demandas de las comunidades.

En la primera fase, se implementó un programa de gestión territorial (Gestion des Terroirs en francés) con el objetivo de entregar acompañamiento técnico, mientras una célula ligera de gestión del proyecto FIL proporcionaba el apoyo en el área del financiamiento.

Al término de la primera fase y durante la fase puente, las oficinas técnicas privadas cuya emergencia había sido facilitada por el proyecto fueron las encargadas de garantizar el apoyo técnico.

Se ha buscado la sostenibilidad de las acciones en niveles diferentes. Se crearon instancias inter-aldeas y después inter-municipales para la asignación de los financiamientos y constituyeron unos fondos inter-aldeas que tenían por objetivo la reposición parcial de los recursos para tener un dispositivo susceptible de mantenerse en el tiempo. Se ha buscado la sostenibilidad de las inversiones por el co-financiamiento y con la constitución progresiva de cajas especificas para el mantenimiento y la renovación de las obras, gestionadas a nivel de una aldea o de un conjunto de aldeas según los tipos de obra.

Estructura institucional

La estructura institucional ha incluido una célula ligera de gestión para acompañar la reflexión (en la primera fase con un profesional expatriado y un profesional de Malí, en la fase puente con dos profesionales de Malí y un profesional expatriado. Se trataba de conseguir que las instancias locales asuman la responsabilidad y que las oficinas de estudios y empresas estén en situación de asegurar las prestaciones contractuales con las instancias de aldeas e inter-aldeas y después municipales.

El proyecto ha optado por recurrir sistemáticamente a prestatarios privados. El mercado de prestaciones co-financiadas por las aldeas y el FIL se ha desarrollado en los campos de la formación y la organización, estudios de factibilidad, la realización de las inversiones, investigaciones temáticas, estudios de impacto y la valorización agronómica de las inversiones. Las oficinas de prestatarios locales al principio eran solo dos. Al final del proyecto, existían unas veinte. Constituyen un potencial local para el apoyo y asesoramiento a las comunidades rurales.

La figura siguiente presenta el funcionamiento del Fondo de Inversión Local en la primera fase de su implementación.

Look at practices from other continents

Brésil

Society; organizational path

Folder

Geographical area

Translation

Organizations

Top