français | español | english
Fondo Documental Dinámico
sobre la gobernanza de los recursos naturales en el mundo

Responder a los desafíos del Siglo XXI con la agroecología: ¿Por qué y cómo hacerlo?

Un informe de la C2A (Comisión Agricultura y Alimentación), Coordination Sud

Frente a los impactos negativos y a los límites enfrentados por la agricultura heredera de la revolución agrícola del Siglo XX – la que es conocida como “revolución verde” en los países del sur, y a menudo calificada como agricultura “productivista” –, múltiples enfoques tratan, en todo el mundo, de implementar una agricultura que logre conciliar los objetivos de producción con los objetivos de la ecología, y hasta con objetivos sociales (tales como la generación de empleo, el nivel y la calidad de vida de la población, la seguridad alimentaria, etc.). Las prácticas que remiten a la agro-ecología son diversas, así como los términos utilizados para designarlas. El concepto de agroecología permite agrupar una gran proporción de ellas, en torno a algunos principios fundamentales.

La agroecología es también un enfoque científico, una “ecología aplicada a la producción de una población vegetal cultivada”, o una “ecología del campo cultivado” 1; de alguna manera es una agronomía que ha re-descubierto que el objeto del trabajo agrícola es un ecosistema (un “agro-ecosistema”). Según las variantes del enfoque, la escala considerada puede ser la parcela cultivada, la unidad de producción, un territorio en su conjunto, o bien una cadena agro-alimentaria.

La agro-ecología es también a menudo considerada como un movimiento a favor de una agricultura y unos modos de producción y consumo más duraderos.

Numerosos estudios han sido realizados acerca de la agroecología y sus impactos. Las organizaciones integrantes de la Comisión de Agricultura y Alimentación (C2A) de Coordinación SUD2, la plataforma de las ONG francesas de solidaridad internacional, están convencidas de la importancia que tiene el apoyo a las diversas formas de agricultura familiar para los países del sur. Abogan por políticas públicas que sean favorables a su desarrollo.

Los enfoques agro-ecológicos son a menudo el blanco de críticas, en las que se argumenta que sería ilusorio pretender “alimentar el planeta” o generar suficientes ingresos para los agricultores con base en la agro-ecología. Por otra parte, las experiencias locales en materia de agroecología enfrentan a menudo dificultades para ser generalizadas. Habría de alguna manera una barrera para que la agro-ecología pueda “cambiar de escala”. Olivier de Schutter, relator especial de las NNUU para el Derecho a la Alimentación, subraya que “la transposición de estas experiencias a mayor escala es el principal desafío que se debe enfrentar en la actualidad”.3

Ésa es la razón por la que la C2A ha vislumbrado la importancia de establecer el estado de arte en relación con dos aspectos torales:

  • Por una parte, la capacidad de la agroecología de responder a los desafíos de la humanidad en el siglo XXI: seguridad alimentaria de una población mundial en crecimiento y cuyos patrones de consumo evolucionan, desarrollo económico y social de los países del sur y de sus habitantes, y transición de los modos de producción y de consumo, frente a la crisis ecológica actual (degradación de los ecosistemas cultivados, agotamiento de los recursos no renovables, degradación de la biodiversidad, contaminaciones del ambiente, calentamiento global).

  • Por otra parte, las condiciones necesarias para una generalización de la agro-ecología: tipo de agricultura (familiar o empresarial) más susceptible a la implementación de prácticas agro-ecológicas, dispositivos de apoyo y acompañamiento técnico a los agricultores, acompañamiento técnico y financiero de las innovaciones y de los riesgos relacionados con el cambio de modelo, investigación, intercambios de información, entorno económico y políticas agrícolas, y cooperación internacional.

El presente informe trata de estos dos aspectos, basándose en un trabajo bibliográfico llevado a cabo por el Gret, y por el Centro de Desarrollo e Investigación rural (Cedir)4 con el apoyo de la asociación Agrónomos y Veterinarios sin frontera (AVSF) y de la fundación Agroecol Andes, así como en los resultados del seminario organizado en Nogent-sur-Marne el 11 de diciembre del 2012.

Es de subrayar que en el presente ensayo nos interesamos principalmente en la agroecología en tanto que conjunto de enfoques y de prácticas. No obstante, la dimensión de “movimiento social” no está ausente, debido a que las dinámicas sociales relacionadas con la agroecología son también, a veces, condiciones del desarrollo de ciertas prácticas, notablemente por medio de las redes de intercambio de experiencias, de selección participativa e intercambio de semillas, e inclusive de los circuitos alternativos de comercialización.

Este informe ha sido editado y coordinado por Laurent Levard (GRET) y por Frédéric Apollin (AVSF). El informe completo y una nota resumen están disponibles para descarga en esta página.

Traducción al español : Patrick Dumazert.

1Stéphane Henin, citado por Christophe Nodin, Seminario de la C2A sobre agro-ecología, 2012.

2aGter es miembro de la Comisión Agricultura y Alimentación de Coordination Sud.

3Olivier de Schutter, 2010.

4El estudio de María del Carmen Solís, Daniel Vildozo y Pierril Lacroix, « Estudio bibliográfico de agroecología en América Latina y el Caribe”, Cedir-AVSF-Agrecol Andes, 2012, está disponible en el sitio editorial de AVSF: www.ruralter.org

Descargar el documento